domingo, 5 de abril de 2009



Mi OTRO YO,
EL ENFERMERO
"Solo una vez pasaremos por la vida
por lo tanto, nuestra oportunidad de brindarnos a los demás
es única, e irrepetible"...

Tal vez por eso soy enfermero desde marzo de 1989.
... esta es la foto de un pié diabetico, que al dia de hoy ya está curado por completo.
Ahora... He aquí un ojo por donde la enfermedad se asoma a verte.
Como decirle que haga reposo a un peon rural que cobra por día?

Ahí está, de nuevo, el ojo de la tormenta en la piel morbida del descuido por necesidad extrema, dibujada en la planta de un pié.
Algunos aqui verán una herida en un pié.... y otros vemos el resultado de muuchos años de falta de políticas concretas con sentido común.








5 comentarios:

Anónimo dijo...

El ojo de la tormeta.. cuantos ojos tenemos que abrir para ver lo que no nos animamos a mirar. Es muy fuerte el mensaje, la foto, pero esta bueno.

Carlos dijo...

Gracias anónimo!
es como dijo el Charly... "Yo nací para mirar lo que pocos quieren ver"
Y si, el mensaje es fuerte porque la relación que tengo con mi laburo es así, fuerte.
Agradezco tu sencibilidad y te prometo mas de esto.

Carlos dijo...

POR LA HOSTIAA!!!!
ESCRIBÍ MAL SENSIBILIDAD EN EL COMENTARIO ANTERIOR
DESCULPEN....DESCULPEN.

Linda Green dijo...

UFFF. Fuerte. Hoy vi como un "doctor" trataba mal a una mujer porque creyó que ella había golpeado la puerta de su "inmaculado consultorio". Qué cobardía la mía, debí haber puesto en su lugar a ese "señor" que sin duda no se dedica a ayudar, a sanar por vocación. Como le habría dicho un amigo mío: "Si no querés trabajar para los pobres andáte a laburar a una clinica". Cuantas falencias en la salud pública, de infraestructura, recursos, insumos, pero las más terribles, las más dolorosas son las falencias humanas, lo peor de la salud a la que accedemos los que no podemos ir a una clínica son esos "doctores" que se pavonean con su jerga médica y sus radiografías en el café del hospital mientras los pacientes (qué bien puesto este sustantivo calificativo) esperan. Hay una raza que soporta, aguanta y resiste: "LOS QUE ESTAN CALLADOS Y ESPERAN".
Linda Green

Carlos Sandoval dijo...

La frase, "si no te gustan los pobres andate a una clínica" es meramente mia.(y vaya si no lo he pagado con sangre)
Lo peor del barcito del hospital es cuando se pavonean hablando en terminología específica, para que los demas piensen "que lo parió, como sabe, che"
Lo mejor es la tarta de manzanas, contrarresta toda oscuridad

... hubiera el buen Dios hecho un truco en el tiempo, y dejar esa tarde suspendida.