domingo, 23 de enero de 2011

Poesia que busca nombre

Salud, mis escasos y sufridos lectores!!
El blog se tomo una licencia de casi dos meses, y acá estamos de nuevo.
Dejo a vuestra consideracion esta caminata sobre el lomo de la siesta, que aun no tiene título.
Propongo a quien lo vea, me sugiera un nombre para este escrito.
Gracias por leer, che, es bueno saber que están ahi.
Espero sus comentarios y aportes para bautizar este trabajo.
Un abrazo




El compadre camina con la remera en la cabeza,
yo me mojo la frente cada tanto con mi botella de agua fresca
Veo en la tierra suelta el rastro de unas torcazas
que salen de los yuyos
buscando las migas de un paquete de galletitas
que alguien tiró en el camino.

El cemento entubando el canal, le arrebató
la geografía accidentada a las orillas
donde se hace pie para volar desde los trampolines de barro
Ahora hay que ir orillando el agua hasta la ruta seis para volver a lo agreste
y mirar de reojo la frescura transparente del caudal al costado,
cercana,
bellísima,
intocable.

Hace mucho calor para hablar.
Se escucha el andar, el paso apagado y sin ruido
al pisar la tierrita suelta como talco
que se pega en los pies y la pantorrilla,
dibujando una media color tierra
que reseca los tobillos
y cuartea los talones.

El sol rebota metálico entre las piedras
El calor de la siesta te aprieta el cogote y te cierra los ojos
La saliva se seca en la boca,
uno escupe contra una piedra caliente
y el espumarajo
se seca al primer contacto con el pedregullo ardido
… o se clava en la tierra seca
dejando un mini cráter por el que pasa una hormiga
como un astronauta en los suelos de marte.

A lo lejos se escucha un panzazo contra el agua
que suena como un aplauso
ahora los yuyos de la orilla son bien altos,
y huelen a costa sin cemento
a frescor verde
...y suenan a zumbido de panal cercano,
a pájaro anidando entre los álamos
a ramita de viña que creció sola y nadie la arranca,
porque todos picotean de sus racimos

El compadre respira sin miedo a lo reseco del aire
que un kilómetro atrás te dejaba la garganta pastosa.

Llena los pulmones despacio,
porque acá el aire se saborea.
… y sacándose las chancletas para la zambullida,
dice su primera palabra de la tarde
- Llegamos.


Carlos sandoval
23 de enero 2011

14 comentarios:

Mónica Angelino dijo...

"Como canto de sapo"

Hola, carlos, bienvenido nuevamente, se te extrañaba.

Saludossssss

pelle dijo...

"Caminata Espacial" es el título que propongo.

Salud Carlos. Buen año!

Cesar Fernandez dijo...

Hola, hermano! tu último escrito me recuerda las profundas raices que tengo en este lugar. Gracias Cumpa!. Nos vemos pronto.

PEDRO Levio dijo...

...mucho comentario no pude dejar porque me dió ganas de una zambullida.

¡Ah!...pasando el puente de la ruta seis hay un trampolin (de barro como corresponde). Y en cualquier momento habilitamos el tobogan de agua (tenemos que terminar de robar una canaleta en la bodega de Verdechia)

..je!

Carlos Sandoval dijo...

Cesar: Hola compadre!! Todavia andas por la cordillera??
Pedro: Dale, avisá que vamos todos
(Ambos fueron copipasteados recien del msn)

Carlos Sandoval dijo...

Monica: Como andaas!
Todavía tengo el eco de tus "ruidos de la sangre" en los axones de mi cerebro

Pelle: Que bueno verte en esta casa che!!

están buenos los nombres, pero...

un abrazo a los dos

Anónimo dijo...

mecagoenlareputísimamadrequelo requetecontramilparió

Carlos Sandoval dijo...

Anónimo:
Para nombre es muy largo.

Víctor Alberto Cumio dijo...

y me gusta pensar que te veo Carlos escribiendo este texto porque él señala que la tierra es vida y merece disfrutarse.

en cuanto al nombre le pondría Lúcidos pies.

abrazos para vos, ami(gota de tinta).

Víctor Alberto Cumio

Carlos Sandoval dijo...

Victor, que gusto maestro.
Alguna vez aprení de usted que la "palabra es una pala- que labra"
y ahora veo que el amigo, continua su existencia en gotas de tinta.

Anónimo dijo...

Hola Carlos, soy pamela Ojeda la hija d tu paciente favorito,jeje!! Muy bueno tu libro y tus pensamientos de la vida,me gusta la sinceridad con que habla y esta bien hay que decir las cosas y sin pelos en la lengua.
De sus relatos los que mas me gustaron son:"Soñar","De golpe me acorde de el invierno",y "mi otro Yo el enfermero"(lo felicito en este por expresar el porque de eligio su carrera)Pocos piensan en el otro.Hasta Luego.
Pamela Ojeda

pamelaveronicaojeda07@live.com.ar dijo...

Que malo es no me dijo ni gracias por el comentario.pamela

Carlos Sandoval dijo...

Jah!!! Disculpe Pamela.. es que recien hoy abro la puerta de esta casita, y me encuentro con sus tres comentarios.
Asi que ahi le cuento.
1- me alegra que haya llegado hasta el blogcito.Bienvenida. la puerta está siempre abierta
2. "soñar" y "me acordé del invierno"... uno salió como un silbido (ligerito) y el otro me fue muy dificil, necesario pero dificil.
3- No le cuente esto a su padre ni a su quebradura... pero ya tengo otra herida favorita, pues la suya está ya casi sanada.
.. también le vua a hacer un correo, que tanto...

cecilia dijo...

ey amigo! hermosa poesia, lindo volver a leerte, cariños ...nombre? oooooo....hormiguita de marte! jaja! me encanto esa hormiga! o ya se! caminata de marte! me gusta! bueno despues avisa que quedó, salutes ceci.