sábado, 14 de noviembre de 2009

La luna y el canal grande

Compartan conmigo esta alegría!!

Algunos cuentos de este, mi primer libro, llevan casi veinte años mirando hacia afuera desde el silencio. "La luna y el canal grande" estará en la calle en Diciembre. No se que mas decir, che...
ahi le va un adelanto


...A don Justiniano Lautaro, Dios le había concedido la gracia de conservar el olfato aun después de muerto. Solía acercarse al pueblo de vez en cuando por las noches, para oler flores de contrabando en los jardines, ver la tele de reojo por alguna ventana entreabierta, o escuchar la radio. Sus hermanos de la fosa común aguardaban pacientemente en un claro del bosque, flotando sobre el rocío al que amorosamente llamaban “alma del frio”. Con cada madrugada, Justiniano Lautaro volvía para contar las noticias del mundo de los vivos, hablando con palabras de aire y silencio, porque es así como hablan los muertos.

Llegaba a la población, silencioso y hábil mas que invisible. No era del todo traslúcido como la mayoría de los fantasmas, pero la sombra en las noches lo favorecía. Cuando la cerrazón estaba en pleno, se aparecía acarreando hilachas que habrían sido alguna vez mortaja. Llevaba restos de otras cosas también, que no habían querido desprendérsele del alma y flameaban en su espalda como flecos de barrilete...

Impalpable y liviano se escabullía entre los jardines, arrastrado por su gran debilidad: el olor de los jazmines...

(Fragmento del cuento "Cuarenta y cuatro" dedicado a Victor Jara-Septiembre 2001)


...Un recuerdo fugaz la atravesó cuando hizo pié frente al público: Don Mariano Torres.

De él se decía que era brujo, porque curaba la culebrilla con tinta y ceniza, y para el mal de la tristeza recetaba un fermento de agua y miel macerada durante tres semanas al oscuro. Odiaba los hospitales, la misa y los milicos, pero brujo no era. Rosa y el Mariano solían hablar a los gritos con el cerco de por medio casi siempre cuando la siesta, cada uno bajo el alero de su patio de atrás. Ella dejaba caer sobre un hombro su trenza canosa y larga, se ataba el pañuelo a la cabeza y con el trapo de repasar la mesada agarraba la manija de la pava para no quemarse. Preparaba el mate dulce con una pizca de toronjil para el corazón y unas hojitas de té del burro para avivar la pereza de los intestinos. Él se arremangaba el pantalón, acomodaba los pies descalzos en una palangana de agua fresca y se empinaba una cerveza negra. Cada tanto se daba golpecitos en la panza con la camisa desabrochada, haciendo vibrar los lunares y las manchas de la vejez, en la flacidez de los cueros sueltos del abdomen. Hablaban de que por ahí llovía para la nochecita, que habría que blanquear las paredes con cal para espantar a las vinchucas. Conversaban largo de cosas intrascendentes, coincidían en que ponerse viejo era una porquería y se buscaban con la vista entrecerrada, acentuando las arrugas de los ojos, para mirarse por entre los reflejos de la tierra caliente a esa hora.

(Fragmento de "La rosa del foro"-Junio 2003)

17 comentarios:

Carlos Sandoval dijo...

La tapa se ve medio opaca porque es una copia escaneada de la tapa oroginal. JAH!

germán arens dijo...

Carlos...Me gustaría tener ese libro cuando salga.Un abrazo.

Carlos Sandoval dijo...

arreglemos por mail, y para allá sale
Un abrazo.

cecilia dijo...

carlos un beso enorme!!! muchas cosas lindas para este libro amigo!!! que buenoooooooooooooooooooooooooooooooo!!!! jja! felicitaciones !!!
feliz..feliz..feliz!!!

Carlos Sandoval dijo...

CECI!!!
Muchas Gracias, ya os daré la fecha de presentación para los que gusten venir (desde ya están todos invitados)
AH: Aunque te visito, no puedo actualizar tu blog en el mio (vaya a saber, che) Igual sabes que estoy

DeVaTe dijo...

Hola! qué sorpresa encontrarme con los amigos de la patagonia argentina. Sabes yo tambien amo la poesía y la prosa y me estoy animando a colgar alguno de mis versos camuflado entre grafismos, para no salirme del perfil del blog. Debo confesar que mi pasión por la poesía es mayor que por el dibujo. Porque la poesía es infinita, ilimitada, personal y eterna... El verso se mece cual música en el alma!

Gracias por tus cálidas palabras, y espero estemos en contacto, me voy a tomar un tiempo de leer todo tu blog: encantada de conocerte!

Saludos desde Perú,

DeVaTe

Carlos Sandoval dijo...

Gracias Devate, y bienvenida a esta casa virtual.
Hermosos tus dibujos, che

Anónimo dijo...

bien por este libro
ya veremos como lo hacemos llegar a Quito
Fumando espero
Un abrazote

Daniel

Carlos Sandoval dijo...

Danii!!!
Es facil quiteño, solo dame tu dirección, y a lamberse

Un abrazo (ya sabés, con brazos laaargos, laaargos)

Anónimo dijo...

Felicitaciones Carlos, y feliz cumple para el jueves

Tío

Carlos Sandoval dijo...

GRACIAS TÍO:
¿Usted es tío mío, o su nick es tío?
De ser lo primero ¿cual es usté? ¿El tio Tito, el tio Cacho o el tio Tero?
De ser lo segundo, gracias por pasar y acordarte del aniversario de mi natalicio.
Siempre es bueno que estén, che (si dejan el nombre, mejor)
Un abrazo al Tio

Carlos Sandoval dijo...

Con Permiso:
JUA!!... JUA!!... JUANETEE!!!
(jah! tenía ganas de decir esto)

...Listo, ya está...

Anónimo dijo...

que bueno!!!!! ojalá vengan unos cuantos más!!!!!!!! un abrazo

fabi

Carlos Sandoval dijo...

Fabi: que vengan unos cuantos mas que? ¿años o libros?... ¿los dos? (jah!!)
Un abrazo

Mónica Angelino dijo...

¿Cómo puedo conseguir ese libro?
mandame un mail a monica_angelino@hotmail.com
Será bueno compartirlo en los talleres.

Saludos

Carlos Sandoval dijo...

Monica: !Por favor que honor! Me da como una vergüencita...Ahi te hago el mail.

veronica dijo...

Hola Carlos, te felicito y me alegro mucho de que tu suenos se vayan haciendo realidad, que puedas volcar todas tus ideas y plasmarlas en un libro me parece barbaro te lo mereces. Un abrazo de todo corazon por todo lo q fue.